Las diez curiosidades que no sabías sobre los hurones

CATALUNYANOTICIES.COM - Logo

El digital de Catalunya!

16/08/2018

::


20minutos.es


Las diez curiosidades que no sabías sobre los hurones

20minutos.es  -  10/08/2018

INÉS LÓPEZ Son el tercer animal de compañía preferido en España.Hay más de 20.000 hurones viviendo en hogares españoles.20 curiosidades para conocer mejor a los gatos.Los hurones pertenecen a los Mustélidos (comadreja, tejón, mofeta y nutria...

INÉS LÓPEZ

Hurón sable

Los hurones pertenecen a los Mustélidos (comadreja, tejón, mofeta y nutria, entre otros) y son la única subespecie doméstica de la familia. De hecho, en España se han convertido en el tercer animal de compañía favorito, solo por debajo de perros y gatos.

Según el Análisis del sector de los animales de compañía realizado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en 2015 habían registrado de forma oficial casi 20.000 hurones, estando más presentes en Andalucía (10.720), Castilla y León (1.042) y en Madrid (6.466).

Estas cifras no proporcionan un dato exacto de los hurones domésticos que viven en el país, ya que todavía hay comunidades autónomas sin un registro y control oficial de animales.

Los hurones como animales domésticos ya eran empleados en el antiguo egipcio para el control de roedores, papel que los griegos cambiaron por el de cazadores de conejos.

10 curiosidades para conocerlos mejor

  • El nombre ferret (hurón en inglés) proviene del latín furonem, que significa ladrón. No es de extrañar ya que, cualquier dueño de hurón puede asegurar que es un nombre bien merecido ya que les encanta robar y esconder cualquier cosa que encuentran a su alcance.
  • Son animales que duermen durante gran parte del día, unas 18 horas. Sus horas de mayor actividad son al amanecer y al anochecer, aunque suelen adaptar sus horarios a los de las personas con las que conviven.
  • Tienen una visión bastante pobre, no calculan bien distancias (es peligroso tenerlos en lugares altos puesto que para ellos un cuarto piso es una distancia perfectamente saltable), pero lo compensan con su sentido del olfato y su buen oído que están muy desarrollados.
  • Han sido domesticados durante casi 2.000 años, pero aún no se los reconoce como animales de compañía en muchos países.
  • Los hurones tienen un olor corporal marcado, motivo por el que muchos dueños intentan anularlo con baños. Esto es un error, ya que si se lavan demasiado su piel se reseca y forma más sebo (fuente principal del olor) para lubricarla. Como máximo deberían bañarse una vez al mes. En EE UU es muy común extirpar las glándulas odoríferas para disminuir su aroma, pero este procedimiento está bajo discusión ya que es perjudicial para el animal.
  • La manera de mantener quieto a un hurón es ofrecerle una buena delicia para distraerlo aunque, al igual que los gatos, puedes cogerlos del pellejo por la nuca (como hacen sus madres) y entran en un estado de relajación.
  • La digestión de los hurones es muy rápida debido a que tienen un intestino muy corto. Son carnívoros y no toleran bien los vegetales, aunque pueden disfrutar de alguna pasa de uva o una fruta de vez en cuando.
  • El color del pelo de un hurón puede cambiar drásticamente durante su vida, posiblemente debido a factores ambientales, la castración, la edad, etc.
  • Para alimentarlos, existen ya varias marcas de piensos especiales para hurones, aunque también se les puede alimentar con algunos piensos de gatos. Su dieta natural es carnívora, por lo que lo ideal es que tengan acceso a carne (pollo, conejo) además del pienso.
  • Los hurones, al igual que otras mascotas, se están utilizando en terapia para niños con trastornos del espectro autista, ya que son inquietos, divertidos y sociables. Se seleccionan los ejemplares más dóciles y aquellos que disfrutan del contacto con las personas.

¿Cómo son los hurones?

Físicamente, los hurones tienen el cuerpo alargado, con patitas y cola corta y son de orejas redondeadas. Tienen 34 afilados dientes una vez alcanzada la edad adulta.

Suelen medir alrededor de 45 centímetos y su peso oscila entre 1,5 y 2,5 kilos. Las hembras suelen ser más pequeñas, no llegando a medir los 40 centímetros.

Su pelaje es suave y los colores varían en tonos de marrón, gris y negro, con la cara, pies y cola un poco más oscuros. Algunos son blancos o amarillo claro con ojos negros, mientras que otros son albinos con ojos rosados (estos últimos son propensos a tener problemas de salud asociados como ceguera o sordera).

El promedio de vida de un hurón sano es de 8 a 10 años. Son animales extremadamente activos y curiosos (cuando no están durmiendo).

Las relaciones entre hurones al principio siempre son complicadas: por lo general, se llevan bien con perros y gatos (aunque hay que tener paciencia y cuidado durante los primeros encuentros) y entre los de su misma especie han de pasar un ritual donde se pelearán, se morderán y se agarrarán hasta decidir quién es el dominante y el dominado de la relación.

Una manera original de ayudar a la sociabilización de tu hurón es acudir a quedadas. En ciudades como Madrid, asociaciones y protectoras de hurones organizan encuentros para dueños de hurones donde se monta un parque de juegos (con diferentes juguetes y accesorios para estos pequeños peludos) y se les junta con los de sus especie.

Además, al ser organizadas por profesionales, siempre podrás preguntar dudas o ver cómo es el carácter de otros hurones y conocer cómo afrontan los demás dueños los problemas caseros.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de tener un hurón?

Existen multitud de asociaciones y refugios en los que puedes adoptar un hurón en España como mascota como Huronlife o SOSHurones. Antes de comprarlo, visita alguno de estos lugares para darle un hogar y una segunda oportunidad a uno de estos pequeños.

Lo ideal para conocer a estos animales es hablar con personas que tengan uno, además de leer todo lo que se pueda acerca de ellos.

Los hurones son mascotas que tienen muchas necesidades especiales que deben conocerse antes de tomar la decisión de incorporarlo a la unidad familiar.

Empezando por el veterinario, los hurones no son atendidos en cualquier centro, solo en los especializados en animales exóticos, por lo que antes de adquirir un hurón hay que tener en cuenta que los gastos veterinarios serán elevados.

También hay que saber que cuando están despiertos demandan atención, no pueden ser ignorados. Son animales muy inteligentes e increíblemente curiosos, por lo que serán propensos a causar daños en el mobiliario o provocar accidentes. Muchos dueños de hurón los comparan con tener un niño pequeño en casa.

Si estás muchas horas fuera de casa, no te gusta el desorden, tienes niños de menos de diez años o si tu estilo de vida no hace posible que el hurón ande libremente por la casa, estas pequeñas criaturas no son para ti.

Fuente: 20minutos.es


Traducir con Google Translate

Bandera Inglaterra Bandera de España Bandera de Catalunya